Menu
Envíos Gratis a partir de $1999

¿Como detectar las corrientes?

¿Como detectar las corrientes?

¿Como detectar las corrientes?

Las corrientes de resaca generalmente se desarrollan cerca de la costa en aguas poco profundas de alrededor de un metro de profundidad, justo donde se encuentran usualmente los bañistas. ¿Cómo podemos detectar estas corrientes y evitar sus peligros? A continuación te ayudamos a entender este fenómeno.

¿Cuándo se forman las corrientes de resaca?

Para que se formen estas corrientes, debe haber áreas cercanas a la playa donde rompen las olas y otras áreas donde no. Por lo general, esto es causado por bancos de arena en el lecho marino que se forman a partir del sedimento depositado por las olas y las mareas.

Esto anima a las olas a que rompan cuando viajan a través de las aguas poco profundas sobre los arenales, pero no rompen al viajar a través de las aguas más profundas.

A medida que las olas ingresan a las aguas poco profundas, se “cargan” – aumentan de altura – y a través de su impulso, comienzan a forzar el agua hacia la costa.

Una vez que las olas comienzan a romper, disminuyen en altura, este impulso se reduce y se opone a otra fuerza conocida como ‘grado de presión’. Este grado de presión opuesto hace que el nivel de la superficie del mar se eleve unos pocos centímetros donde las olas rompen.


Como el nivel del mar donde las olas rompen sobre la arena es ligeramente más alto que donde las olas no rompen, una corriente se forma a partir del agua que esencialmente fluye “cuesta abajo”. Estas corrientes son corrientes ‘alimentadoras’ y su flujo se aleja de la orilla y se convierte en la fuerte corriente de resaca que viaja a través de aguas más profundas.

¿Por qué son tan peligrosas?

Las corrientes son peligrosas porque llevan cualquier cosa en el mar hacia aguas más profundas, y no son fáciles de detectar para los nadadores. De hecho, la mayoría de los bañistas no son conscientes del peligro que representan.

Es probable que un bañista en aguas poco profundas se desplace con las corrientes alimentadoras a lo largo de la costa sin darse cuenta, en cuyo punto puede ser llevado a la corriente de resaca principal.

¿Qué no debes hacer?

Muy rápidamente, se llevan al mar y a profundidades donde las olas pueden romper sobre ellos cabezas. En este punto, los bañistas con frecuencia se aterran, a menudo con resultados trágicos.

Aquellos que intenten nadar hacia la orilla contra la corriente de resaca se cansarán rápidamente y esto es lo más peligroso.

Si bien las corrientes de resaca son causadas por la acción de las olas, también se ven afectadas por las mareas. Si la marea está alta o baja, variará la profundidad del agua sobre las barras de arena. Se convierte en un interruptor que activa y desactiva las olas mientras la profundidad del agua sube y baja.

En el sudoeste de Gran Bretaña, por ejemplo, con frecuencia se encuentran bancos de arena alrededor de la costa cuando baja la marea. Durante varias horas, las bajas olas de agua se rompen sobre estas barras y causan corrientes de resaca, pero a medida que aumenta la marea, la profundidad del agua sobre las barras aumenta, la ola se detiene y las fisuras se vuelven inactivas. Esto se repite durante el ciclo de marea dos veces al día.

Sabiendo esto puedes mantenerte a salvo

Las corrientes de resaca se pueden identificar utilizando instrumentos complicados, o flotadores de arrastre equipados con GPS o incluso liberando tinte de color en aguas alrededor de la zona de oleaje. Pero un simple truco para detectar corrientes de resaca es observar los patrones de cómo rompen las olas que son visibles desde la orilla.

Mirar desde arriba una playa: el contraste de la espuma blanca donde las olas rompen, contra las aguas planas y oscuras de la corriente de resaca. Esto es un patrón característico.

Sin embargo, vale la pena recordar que, de manera un tanto contradictoria, los bañistas deben dirigirse hacia las olas y mantenerse alejados de las aguas oscuras y planas bajo las cuales acechan las corrientes rápidas, aunque parezcan más atractivas.

Las playas más seguras para los bañistas son aquellas con socorristas, entrenados para reconocer las zonas seguras. Haz caso siempre de sus áreas marcadas como peligrosas y sus consejos.

 

Fuente: surferrule.com

Etiquetas: