Menu
Envíos Gratis a partir de $2499 B2B (Mayorista)

Manos en el Fuego #LeyDeHumedalesYa

Manos en el Fuego #LeyDeHumedalesYa

Manos en el Fuego #LeyDeHumedalesYa

TIEMPO DE LECTURA - 4 min.

En lo que va del 2020, se detectaron más de 3700 focos de incendios en la ecoregión de islas llamada el Delta del Paraná. La zona más afectada forma parte de la provincia de Entre Ríos, sobre la costa este del Río Paraná y frente a la ciudad de Rosario. Nosotros, siendo una empresa rosarina, vivimos de cerca la invasión de espesas nubes de humo y cenizas sobre la ciudad y queríamos conocer más al respecto. Por eso, nos acercamos a distintas personas del ambientalismo y la política para que nos cuenten qué está ocurriendo y cómo podemos ayudar. En el transcurso de esta nota encontrarás esas voces.

En principio, todo apunta a que los culpables de estos incendios son los empresarios ganaderos que suelen realizar quemas de pastizales para aumentar la superficie de pastura para su ganado. Sumado a la bajante histórica del río y la falta de lluvias, hoy la superficie afectada es aún mayor, ya que también se han secado muchos arroyos que solían cortar el avance del fuego.

La situación alcanzó la categoría de Emergencia Ambiental y más de un centenar de brigadistas han trabajado para contener el fuego. Las consecuencias de los incendios son diversas y profundas. Una vez que el fuego se extiende, muchos animales no pueden huir y mueren calcinados. Y si logran sobrevivir, quedan con lesiones permanentes y un hábitat destruido. Los suelos a su vez pierden fertilidad y se debilitan tanto la vegetación como el sombreado. Además, toda la quema libera gases a la atmósfera principalmente dióxido de carbono, lo que incrementa el efecto invernadero.

“Durante todo este tiempo, hemos puesto en agenda este tema, en primer lugar para que podamos visibilizar nacionalmente esta problemática, generando toda la normativa que estaba a nuestro alcance para pedir al gobierno de Entre Ríos que prohíba la quema en las islas, y en segundo lugar, para impulsar todas las iniciativas posibles que nos permitan aportar en esta situación de emergencia que requiere la aprobación de inmediato de una Ley, que deje de tolerar y le ponga punto final a todos los niveles de impunidad y que aborde la protección  de este ecosistema”, Lic. Maria Eugenia Schmuck - Pta. del Concejo Municipal de Rosario.

El Delta del Paraná ocupa unos 19.300 kilómetros cuadrados de bosques, pastizales, lagunas y arroyos que cumplen un rol fundamental para el equilibrio de la naturaleza. Sus humedales de encuentran dentro del Convenio de Ramsar (1971), por lo que tienen una relevancia de nivel internacional. Estos ecosistemas son centrales a la hora de evitar tanto sequías como inundaciones, funcionan como purificadores de agua y amortiguan los efectos del cambio climático.

“…las funciones de los humedales tales como el control de inundaciones, reposición de aguas subterráneas, estabilización de costas, protección contra tormentas, retención y exportación de sedimentos y nutrientes, mitigación del cambio climático, depuración de las aguas y reservorio de biodiversidad…”, Ivan Pavelic – Ambientalista – Miembro de TIBP.

Su deterioro coincide con la implementación de la ganadería en la región, que se intensificó a partir de comienzos del 2000. Además de la limpieza de los campos mediante incendios, esta actividad incurre en el sobrepastoreo o el pisoteo por sobrecarga de cabezas de ganado, el uso de químicos y en la construcción de terraplenes o diques para evitar el ingreso de aguas de las crecientes. También han conspirado contra el bienestar de los humedales los negocios inmobiliarios, la siembra de soja y la pesca furtiva.

"A la soja y a la ganadería debemos sumarle el avance de las urbanizaciones intensivas en los humedales. Por eso tenemos la tarea de empezar a pensar en los territorios donde tenemos jurisdicción en las islas, qué protegemos y cómo", Fernanda Gigliani – Concejal - Presidenta de la Comisión de Planeamiento y Urbanismo.

Del Delta del Paraná dependen alrededor de 700 especies de plantas como también 50 de mamíferos, 260 de aves, cerca de 300 de peces, 27 anfibios, más de 30 de reptiles y diversos invertebrados.

“…las juventudes no podemos quedarnos en una actitud pasiva. Es necesario que sigamos apoyando las distintas movidas y acciones que impulsan un mayor cuidado y concientización sobre este ecosistema. En este contexto de pandemia podemos aportar a la causa desde nuestras redes, compartiendo y difundiendo la importancia que tiene esta problemática no solo en Rosario sino a nivel mundial”, Andrea Nisnevich - Directora de Juventudes de la Municipalidad de Rosario

Argentina aún no cuenta con una Ley de Humedales.

“…es imperativo exigir el cese de las quemas así como la sanción e implementación de la Ley de Humedales. Porque también es hora de que todos seamos parte, nos hagamos parte de lo que está sucediendo con nuestra biodiversidad…”, Ivan Pavelic – Ambientalista – Miembro de TIBP.

Actualmente, se está debatiendo la “Ley de Humedales” en el Congreso de la Nación. Tal y como lo afirmó María Eugenia Schmuck, presidenta del Concejo Municipal de Rosario, esta ley representa una cuenta pendiente y una obligación que tenemos como sociedad, porque permitiría garantizar una protección de alcance nacional tal como tienen los glaciares y los bosques. De esta manera, se reconocería por ley el valor económico, cultural, científico, ecológico y recreativo de los humedales y la necesidad de resguardarlos. Salgamos de nuestra zona de confort y sumemos nuestro grano de arena.

"Las juventudes tenemos que salir de nuestra zona de confort y seguir adoptando posiciones activas y participativas frente a esta problemática. Porque es a partir de nuestra contribución colectiva que vamos a poder seguir generando los cambios necesarios para que se proteja nuestro medio ambiente, nuestro presente y nuestro futuro", Andrea Nisnevich - Directora de Juventudes de la Municipalidad de Rosario

Ingresá al siguiente link y exigile a Senadores y Diputados #LeyDeHumedalesYa: PARTICIPÁ! 

Fotos: Bart Shanahan

Etiquetas: