Menu
Envíos Gratis a partir de $2499 B2B (Mayorista)

Llegó SKATER XL. ¿Vale la pena?

Llegó SKATER XL. ¿Vale la pena?

Llegó SKATER XL. ¿Vale la pena?

TIEMPO DE LECTURA - 5 min.

La semana pasada se lanzó un juego que se hace llamar "la evolución en juegos de skate" por su sistema de control basado en la física. Con Skater XL, los skaters finalmente tendrían el control expresivo que siempre soñaron en un juego.

Skater XL ha tomado mucho prestado de la franquicia ´Skate´. El juego te presenta niveles grandes y abiertos, y una serie de controles simples con los que podés navegar el espacio. Tenés un botón para empujar y con las palancas del control usás el pie derecho o izquierdo. También hay botones que corresponden a los hombros con los que podés rotar y agarrar la tabla.

Sería fácil caer en la tentación de llamar a Skater XL una versión destilada de un juego de skate porque el modo de control es, realmente, todo el juego. No hay modo historia o cualquier otro tipo de dirección sobre lo que tenés que hacer salvo algunas “pruebas” que en su mayoría son para enseñarte a hacer trucos. Es una experiencia austera, y lo hicieron a propósito.

Es una plataforma sobre la cual podés crear tu propia experiencia de skate. El goce del juego está en encontrar qué líneas podés hacer, practicarlas y ejecutarlas. En contraste con Tony Hawk´s Pro Skater o el carrerismo de Skate, en Skater XL nada te hará olvidar por qué estás ahí: para andar en skate.

Es una experiencia austera, y lo hicieron a propósito.

Para su crédito, esto es exactamente lo que es hacer skate en la vida real. Es como ninguna otra actividad o arte. Practicás una y otra vez hasta que podés ejecutar trucos particulares en lugares específicos. Podés encontrar un set de escaleras y te asegurás de que podés hacer un ollie sobre ellas, después practicás con un kickflip, luego un kickflip 180. Esto es un proceso de construcción que requiere de enfoque y concentración, algo asociado a atletas de elite o artistas finos. Y, recuerden que fallar esta maniobra implica caerse por una escalera de 5 o más escalones. El éxito proviene de la repetición, y la repetición se lleva a cabo con el fracaso, y a veces eso duele mucho.

Skater XL brinda la experiencia de preparar, practicar y lograr algo que vos determinaste hacer porque era importante para vos. En el skate del mundo real, el deseo personal y la presión social son, muchas veces, el motor detrás de todo lo que se hace. Recoger cartas repartidas en un mapa en THPS o sacar fotos copadas en Skate interrumpen la autodeterminación pura, por eso Skater XL no tiene esas distracciones.

Es una simulación sobre un punto de vista del skate, ejecutado de manera perfecta.

En vez de los rellenos en otros juegos de skate, tenés un universo austero de spots donde podés realizar trucos. Y juntando esos trucos podés crear líneas. Pensá al truco como una palabra y a la línea como una frase. Metés un grind, patinás un par de metros más y tirás un ollie en una vereda, luego un wallride, patinás un poco más y bajás tres escalones con un flip. Esta secuencia es una línea, y los videos de skate en su mayoría están hechas de ellas. Los skaters son evaluados por su habilidad de hacer trucos y juntarlos en serie sobre una línea creativa. Existe toda una economía, desde el street hasta la competición olímpica, que está basada en estás piezas fundamentales. Skater XL ha absorbido completamente la lógica de que el truco y la línea es Skateboarding, y eso es lo que le da al jugador. Te dan mapas con toda la coherencia de líneas que puedas imaginar, y podés usar el editor para crear clips que luego podés compartir para mostrar tu experiencia. Es una simulación sobre un punto de vista del skate, ejecutado de manera perfecta.

De muchas formas, Skater XL está compleamente sincronizado con la cultura del skate. Pero cualquiera que hace skate regularmente, como parte de su vida, te puede decir que los cortes de videos con trucos o las líneas a medida de Instagram no es todo el skate. Hay una tensión en el corazón de Skater XL acerca de lo que el skateboarding es y podría ser. Presenta una pequeña parte de la cultura como el todo, y te deja la sensación de que algo falta por esa razón.

Seguro, el juego ofrece skins de pro skaters y hay ítems de marcas y canciones que vas a reconocer. Pero cualquiera que le preste atención al skate sabe que es un arte en constante evolución con una banda de seguidores magníficamente raros que les encantan los movimientos constantes. Lo que es cool en un momento no lo es en el otro, y los tipos de trucos que son trendy hoy se ignorarán mañana. Los videojuegos de skate han estado siempre recibiendo de esa cultura, mayormente en la cresta de algún gran cambio en la intersección del skateboarding y la cultura pop en general. Tony Hawk Pro Skater existió en la cresta de la creación de los X Games y la profesionalización de los “deportes extremos”. Similarmente, la Bam Margeraficación de la cultura popular se precipitó en pruebas sobre carritos de compra en THPS 4 y el eventual arrasamiento de la franquicia por parte del crew de Margera.

Presenta una pequeña parte de la cultura como el todo, y te deja la sensación de que algo falta por esa razón.

A pesar de todo esto, Skater XL está bueno. Simplemente, porque está bueno definir una línea y probarla una y otra vez hasta que sale bien. Captura algo del espíritu del skate; la perseverancia y la repetición, algo que mucha gente encuentra valorable. Pero al hacer foco en un valor de la cultura skater de hoy, también se pierde el arte de la actividad.

Si el precio de 40usd no te jode, te copan los trucos, las líneas y la captura de esos momentos, este juego es para vos.

FUENTE: Vice